Prevenir el dolor de rodilla mediante refuerzo muscular

El dolor de rodilla es sin duda una de las molestias mas comunes que podemos sufrir cuando realizamos alguna actividad física que involucre las extremidades inferiores. Muchas veces, éste comienza de forma muy suave, motivo por el cual no le damos demasiada importancia pensando que ya se nos pasará. Pero poco a poco, ésta molestia se va acentuando y se convierte en dolor, hasta el punto que no nos permite realizar la actividad física que nos gusta con la frecuencia ni la intensidad que deseamos. Las causas de este dolor pueden ser muy variadas debido a la complejidad anatómica de la estructura de la rodilla y a los diferentes tipos de tejido de los que se compone.

Por todo ello, si queremos evitar sufrir dolores de rodilla incluso prevenir la aparición de lesiones más graves, debemos realizar ejercicios específicos que fortalezcan la zona en cuestión.
Numerosos estudios han demostrado que una correcta y adecuada calidad muscular en la musculatura anterior de la rodilla (cuádriceps) y posterior ( isquiotibiales) son muy importantes en la prevención de patologías de rodilla.
Por lo tanto, a continuación vamos a profundizar en cuales son estos músculos y porque son tan importantes a la hora de proteger toda la estructura de la rodilla.

 

Como podemos observar en la imagen superior, el cuádriceps está compuesto por cuatro músculos diferentes los cuales insercionan todos en un mismo lugar, la rótula.

 

En ésta imagen podemos observar los músculos posteriores de la rodilla, comúnmente denominados isquiotibilaes, porque juntan la pelvis con tibia y peroné. Aquí, como en la musculatura del cuádriceps podemos identificar 4 músculos diferentes cada uno con su punto de origen y inserción particular.

 

Ahora, imaginemos nuestras piernas como un barco de vela, en el que cada músculo realiza la función de cuerda y dependiendo de la fuerza con la que cada una tire, la vela se moverá mas o menos en una dirección u otra. Los problemas de rodilla vienen cuando un músculo u otro tira en mayor o menor grado de lo necesario y lleva el eje de la rodilla a perder su zona centro. Cuando un músculo tira menos, podría significar que tiene un déficit y por consecuencia provocar inestabilidad en toda la estructura de la rodilla.

Para garantizar una correcta estabilidad de la rodilla es muy importante valorar cuales son los músculos que durante el movimiento no están realizando un trabajo adecuado. A partir de ahí, trabajamos estas inestabilidades mediante ejercicios específicos que devuelvan poco a poco su función natural.

 

 

Para valorar con exactitud los niveles de fuerza de cada músculo o grupo muscular, es importante conocer la capacidad de generar una determinada fuerza durante un cierto tiempo. Además de analizar las simetrías muscular de forma analítica es importante valorar el gesto de forma dinámica, como por ejemplo un salto vertical, para observar en fase de despegue y aterrizaje como y en que grado es estable la estructura del tren inferior de nuestro cuerpo y así conocer la capacidad real de fuerza máxima en una situación de este tipo.

 

 

Estas valoraciones sirven para poder cuantificar con exactitud los déficit musculares y funcionales de nuestra articulación, establecer un punto de partida claro del estado de estabilidad de la articulación y prescribir ejercicios coherentes con el estado actual del paciente para que pueda prevenir y/o recuperar su lesión.

Más información: http://www.ergodinamicaclinica.com/especialidades/valoración-física

Fabrizio Gravina

Responsable Departamento Readaptación física & Preparación física de Ergodinamica Clínica Barcelona

 

Bibliografía:

Gait analysis of national athletes after anterior cruciate ligament reconstruction following three stages of rehabilitation program: Symmetrical perspective. Hadizadeh M. et col. (2016)

 

Strength and functional symmetry is associated with post-operative rehabilitation in patients following anterior cruciate ligament reconstruction. Ebert JR et col (2017)

 

Young athletes after ACL reconstruction with quadriceps strength asymmetry at the time of return-to-sport demonstrate decreased knee function 1 year later. Ithurburn MP (2017)